Toallas sanitarias de tela, una opción saludable y ecológica

Harmonía / 2018-03-09

Durante su vida fértil, que va aproximadamente de los 12 a los 44 años, una mujer utiliza alrededor de 15 mil toallas o tampones desechables, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Tan sólo en México, cada año se desechan casi 6 mil millones de productos de higiene femenina, que tardan alrededor de 500 años en degradarse.

 

Pero el daño que estos productos ocasionan al ambiente no es el único, pues debido a los materiales con los que están fabricados (plástico en su mayoría) suelen producir irritación, malestar, e incluso reacciones alérgicas en algunos casos. 

 

Por estas dos grandes razones, lo mejor para afrontar cada período menstrual es optar por alternativas amigables con el medio ambiente y con el propio organismo, como es el caso de la copa menstrual

 

Pero si esta alternativa no te acaba de convencer o si ya la probaste y no te gustó, existe otra opción sustentable y saludable: las toallas sanitarias de tela, que son reutilizables, no contienen ningún tipo de químico ni aromas sintéticos.

 

Toallas de tela de todos los tamaños y colores

Al igual que las desechables, están disponibles en diferentes tamaños, para distintas necesidades: para el día, para la noche, para uso diario y según la cantidad de flujo. Además, tienen diseños llamativos, de diferentes colores e incluso con estampados.

Al estar elaboradas con telas de fibras naturales (algodón, principalmente), no producen comezón ni irritación como las toallas desechables. Además, permiten que la piel respire y no provocan sudoración, lo cual te hace sentir más fresca, y no generan el característico mal olor de las toallas convencionales.

 

Lo mejor es que la mayor parte de su composición es biodegradable y se descompone en algunos meses. En su interior llevan fibras absorbentes de algodón y una capa impermeable de materiales sintéticos (que es lo único que no se degrada), la cual evita el escurrimiento del flujo. Para asegurarlas a la ropa interior, disponen de alas y un broche de acero inoxidable que las mantiene en su sitio.

 

Lavarlas es muy sencillo

Para lavar las toallas de tela es necesario rociarlas con un desmanchador libre de cloro y darles un prelavado con agua fría, para después dejarlas remojar en un recipiente con agua y jabón. 

 

Finalmente, puedes ponerlas en la lavadora junto con tu ropa de color. Se recomienda no usar suavizante y se pueden secar al aire libre o en la secadora.

 

Cuando necesitas cambiar de toalla fuera de casa, lo recomendable es llevar una bolsa de plástico hermética para guardar ahí la toalla de tela usada.

 

Como puedes ver, las toallas sanitarias de tela son una buena opción para quienes quieren vivir su período de forma más saludable y además contribuir con el cuidado del medio ambiente al dejar de generar una importante cantidad de basura no degradable.

 

En cuanto a su costo, aunque la inversión inicial puede parecer bastante alta, si lo comparas con lo que gastas en toallas y tampones cada año, a la larga resulta más económico, ya que las toallas de tela se pueden reutilizar una y otra vez hasta por 5 años.

 

Si te interesa saber más sobre estas toallas reutilizables o quieres adquirirlas, en México las puedes encontrar en Ecolunas, Ixanil y Ozomatli.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Has usado la copa menstrual o las toallas de tela?

Te podría interesar: