Mis hijos regresan a clases, ¿y ahora?

Laila Robles Martínez / 2018-08-10

Los días de verano llegan a su fin, y con ellos las vacaciones de tus hijos. Es momento de regresar a la escuela. Aunque para algunos padres esto puede significar la vuelta a la “normalidad”, para otros es sinónimo de muchas horas de tiempo libre, tal vez demasiadas.

 

Si eres una mamá (o papá) que ha elegido quedarse en casa a cuidar de los peques, es probable que tanta calma y silencio te haga sentir un gran vacío. Dormir hasta tarde puede ser una buena idea, aunque si tu rutina requiere de levantarte temprano para despertar a los niños, prepararles el lunch y llevarlos al colegio, este plan no es opción (por tentador que sea).

 

Después de esas primeras horas de la mañana que suelen ser algo caóticas, ¡vienen 6 horas de libertad! Aquí hay algunas ideas para que disfrutes y redescubras la maravillosa oportunidad de tener tiempo para ti.

 

  • Ponte al día con tus series y películas favoritas. Es uno de esos placeres culposos que probablemente no compartes con mucha gente pero, ¿qué hay de malo en darte el gusto? Actualmente hay una gran cantidad de plataformas digitales que te ofrecen una amplia variedad de productos de entretenimiento. Sabes que tienes ganas de ver toda la primera temporada de esa serie que tanto te han recomendado, sí ¡en una sentada!

 

  • Disfruta del exterior. Es muy posible que hayas pasado gran parte del verano en un parque o en el patio trasero mientras veías a tus niños jugar. Pero, ¿qué tanto de ese tiempo fue realmente relajante para ti? Ya sea que te encante andar en bici, hacer yoga o practicar la jardinería, este es el momento perfecto para hacerlo.

 

  • Limpia a tus anchas. ¿Hace cuánto que no ves el suelo de tu casa sin juguetes? Si eres de esas personas que les encanta tener un hogar reluciente, seguro a estas alturas ya aceptaste que al ser padre, es bastante más complicado mantener todo en su lugar. Si, por el contrario, no eres alguien especialmente ordenado, regálate este espacio para tirar lo que ya no se usa y hacer una limpieza profunda. De esta forma, también se dispersa la energía estancada.

 

  • Haz planes con tus amigos. No hay nada malo en invertir estos ratos de ocio en ir a un desayuno o brunch, seguro que conoces otros papás y mamás que están en la misma situación que tú y que les encantaría pasar tiempo contigo. Una larga plática con cafecito y, ¿por qué no? un rato de compras pueden ser ese descanso que tan merecido tienes.

 

  • Busca un trabajo de medio tiempo. Sí, ya te diste el espacio y, aunque te gustó, sientes que no es suficiente. Quisieras estar más activo y ocupar tus horas en algo que consideres “productivo”. Puedes contemplar la idea de buscar una actividad que te dé ganancias económicas y a la vez te haga sentir realizado. ¡El cielo es el límite!

 

  • Retoma tu carrera profesional al 100. Cada caso es diferente, pero si en el tuyo resulta que acaba de entrar a la escuela el más pequeño de tus hijos y para ti ya se cumplió la etapa de quedarte en casa, ¡no tengas miedo! Lánzate de nuevo a la aventura y redescubre todo ese potencial que siempre has tenido para desenvolverte en un trabajo que no sólo te tenga ocupado y te dé un sueldo, sino que verdaderamente ames.

 

Cualquiera que sea la opción que elijas, recuerda que la experiencia de la paternidad es algo muy personal. Siempre habrá quienes te juzguen… si te quedas en casa, ¿por qué abandonas tu carrera?; si sigues trabajando, ¿por qué no cuidas a tu familia? No se puede darle gusto a todo el mundo (ni tienes por qué hacerlo); basta con que tú y tu pareja hagan lo que sientan que les funciona mejor como equipo y, sobre todo, lo que les brinde paz en el corazón.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Cómo aprovechas el tiempo de escuela de tus hijos?

¿Te sientes liberado o te aburres?

Te podría interesar: