Reconoce tu identidad y aprende a sentir orgullo de quien eres

Harmonía / 2017-01-13

Se define como identidad a la serie de características, rasgos, informaciones, que singularizan o destacan a algo o alguien, ya sea, una persona, una sociedad, una organización, entre otros y que además contribuyen a la confirmación de afirmar que es lo que se dice es.

 

Asimismo, la palabra identidad es empleada para referir la conciencia que un individuo dispone sobre sí mismo y que entonces por ella se diferencia del resto de las personas. La identidad de alguien está conformada por rasgos heredados e innatos pero también es innegable que la experiencia y el contexto en el que se desenvuelve la persona también presentan influencia en esa conformación de la identidad.

 

En el contexto de la cultura es habitual que se hable de identidad cultural, consiste en un conjunto de valores, tradiciones, creencias, símbolos y maneras de comportamiento que existen dentro de un grupo social y que actúan con la misión que quienes pertenecen los reconozcan como propios, los respeten y los difundan.

 

En materia sexual es común que se exprese el concepto de identidad sexual a partir del cual se designa el rumbo sexual que una persona decide tomar en la vida, por ejemplo, heterosexual, que se inclina por personas del mismo sexo, u homosexual, que se interesa sexualmente por las personas que pertenecen a su mismo sexo.

 

A pesar de que vivimos en un mundo de tanta información y fuentes para educarnos sobre la salud emocional, hay otros elementos sociales como el estrés, los hábitos que causan ansiedad y los ambientes negativos, los cuales provocan depresión en muchas personas. Para nuestro bienestar emocional, es importante sentirnos cómodos con quienes somos y contar con algunas ideas para sentirse orgulloso de uno mismo, sin timidez, sin nerviosismo y sin ansiedad.

 

En un mundo de comunicación instantánea y de amplio contacto con otras personas, es común que recibamos mensajes, tanto directos como indirectos, en los cuales nos pueden criticar por nuestra manera de ser y nuestra autenticidad, o recibir mensajes subliminales indicándonos que deberíamos ser, vernos y actuar como otras personas. Ante esto, debemos reafirmar nuestra personalidad y nuestra autenticidad, sintiéndonos seguros de quienes somos y sabiendo lo que queremos.

 

Sé una persona de metas y objetivos

Uno de los aspectos más importantes para hacer crecer el orgullo que sentimos hacia nosotros mismos es la consecución de metas personales. Cuando se logra algo que nos hemos propuesto, desarrollamos un profundo sentimiento de autoestima. Por ello, es importante que tengas metas y objetivos en diversas áreas de tu vida. Trata de fijar estas metas de manera diaria, semanal, mensual, anual, etcétera. No tienen que ser necesariamente metas grandes como alcanzar un trabajo muy bien pagado. Puedes empezar por metas simples pero muy efectivas, como organizar mejor tu armario o establecer una mejor comunicación con tus seres queridos.

 

Aunado a esto, también debes celebrar y no ocultar tus logros, sin importar lo pequeños que sean. Esto complementa la consecución de tus metas, haciéndolas evidentes, celebrándolas y comunicándolas a tus familiares y amigos. Se trata de crear un hábito, no como un acto de vanidad, sino como alguien que reconoce y acepta sus cualidades personales y sus grandes virtudes.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar: