Prueben esta rutina de yoga en pareja y conecten a otro nivel

Harmonía / 2018-02-12

Sin duda, el yoga no podía quedar fuera para las celebraciones de San Valentín. Por su misma naturaleza, ligada 100% al conocimiento del cuerpo, su equilibrio y sus sensaciones, era de pensarse que existen rutinas y ejercicios que puedes realizar con tu pareja con el objetivo concreto de lograr una intimidad física y una conexión emocional mucho más fuerte y placentera. Si ambos son practicantes, definitivamente les encantará propiciar un contacto de este tipo.

 

Empiecen sentados con las piernas cruzadas recargados en sus espaldas, una con la otra y con las manos en las rodillas, y sientan la conexión de sus cuerpos. Sean conscientes de cada respiración y sincronícenla. Después respiren alternadamente durante 3 minutos.

 

Inhalen y levanten los brazos al mismo tiempo, estirando la columna vertebral. Exhalen girando cada uno hacia su lado derecho y poniendo la mano derecha sobre la rodilla izquierda del otro. Mantengan la posición durante cinco respiraciones y al finalizar la quinta, repitan ahora del otro lado.

 

Después colóquense de pie frente a frente, a 1 metro de distancia. Los pies deben alinearse a las caderas; inhalen, levanten los brazos por arriba de la cabeza y comiencen lentamente a bajar el torso hacia su pareja hasta que las palmas de sus manos se encuentren.

 

Luego bajen más, doblando los codos y uniendo manos, antebrazos y codos. Los dos deben descansar con el mismo peso y mantener el pecho y abdomen paralelos al piso. Manténganse así durante siete respiraciones y después incorpórense lentamente de la misma forma en la que bajaron.

 

Para finalizar, de igual modo colóquense de pie y de lado a lado viendo hacia la misma dirección. Parados a 1/2 metro de separación, lleven las palmas hacia el mismo lado y júntenlas hacia arriba. El brazo desocupado deberá estar levantado como si fuera un paso de ballet. Dirijan todo el peso del cuerpo hacia el pie que tienen del mismo lado y dibujen la posición del árbol doblando la pierna libre y colocando el pie casi en la ingle. Mantengan el equilibrio durante cinco respiraciones y repitan del lado contrario.

 

Como verás, este tipo de rutinas tienen la intención de lograr una conexión más íntima entre ustedes, fomentando el apoyo mutuo y la confianza. Practicar este tipo de rutinas juntos agregará un nuevo elemento a la relación, y qué mejor que sea en estas fechas de San Valentín, un buen motivo para dar un giro y comenzar.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Conoce nuestra guía de experiencias originales, divertidas y gratuitas para este 14 de febrero.