Sumbiotarianismo: come en armonía con tu ecosistema

Harmonía / 2017-05-11

El número de vegetarianos en países como Gran Bretaña se ha elevado más del 360% a lo largo de la última década. En Estados Unidos 4.3 millones de adultos son vegetarianos y en México lo es alrededor del 19% de la población. Sin embargo, algunos académicos han declarado que en realidad es imposible ser completamente vegetariano o vegano debido a que muchos sistemas de producción de comida involucran animales; por ejemplo, podría decirse que alguien que come exclusivamente vegetales se alimenta indirectamente de restos de animales, los cuales se descomponen al morir convirtiéndose en parte de la tierra de la que las plantas adquieren sus nutrientes.

 

Aunado a lo anterior, los expertos han resaltado que a pesar de que muchos vegetarianos dicen llevar esa alimentación porque no desean comer algo que sea capaz de sentir, este argumento podría contradecirse si se toma en cuenta la definición de “sensible”: "ser capaz de percibir sensaciones a través de órganos sensoriales". En ese sentido, incluso un ser vivo que no posee cerebro puede sentir. Si a eso sumamos el hecho comprobado de que las plantas tienen al menos 20 habilidades sensoriales –entre ellas, pueden sentir dolor–, la conclusión sería que una forma de alimentación vegetariana, lamentablemente, no excluye el consumo de seres que sienten.

 

Por eso, para cierto grupo de expertos lo importante es concentrarnos no en lo que comemos sino en ser parte de un ecosistema saludable. De esta manera aunque consumamos, incluso de forma indirecta, algún animal o sus productos, podremos promover un estilo de vida sustentable para todos los seres vivos.

 

Esta forma de alimentación y producción responsable fue nombrada sumbiotarianismo por el ambientalista australiano Glenn Albrecht. El neologismo proviene del griego “sumbioun”, que quiere decir “vivir juntos”, y abarca una colaboración entre agricultores, ganaderos y consumidores. Ello con el fin de que las necesidades alimenticias del ser humano sean cubiertas pero también se tome en cuenta el cuidado de la tierra según las cualidades que ésta tenga en cada región, el consumo reducido de productos animales y la promoción de prácticas ganaderas responsables. 

 

Los humanos han logrado crear sistemas de agricultura orgánica y biodinámica que respetan las diversas formas de vida y garantizan la fertilidad de la tierra a largo plazo. Todas estas son alternativas viables para proteger la salud de los ecosistemas. Asimismo, cada vez más ganaderos se suman a prácticas sustentables que rechazan cualquier tipo de maltrato animal. Ahora, los consumidores también podemos generar conciencia y mejorar nuestra forma de alimentación para cohabitar en comunión con nuestro entorno. 

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar