Realidad virtual, una solución al dolor del síndrome de miembro fantasma

Edmeé García / 2017-05-12

La neuroplasticidad es la capacidad de nuestro cerebro de reorganizarse a si mismo formando nuevas conexiones neuronales durante toda nuestra vida. La neuroplasticidad hace posible que pacientes con lesiones cerebrales puedan recobrar sus facultades por completo tras un periodo de rehabilitación, durante el cual su cerebro se reconfigura. También nos permite aprender cosas nuevas; de hecho, los procesos que implican adquirir conocimientos y habilidades nuevas son los que terminan desarrollando ciertas áreas del cerebro. Básicamente, las neuronas que se activan juntas, se conectan y así se crean “caminos neuronales”. El efecto de nuestras actividades diarias sobre nuestro cerebro es impactante. Recientemene, investigadores de Hardvard confirmaron que seguir un programa de mindfulness o meditación de atención plena incrementa la densidad de la materia gris en el hipocampo, una zona del cerebro fundamental para el aprendizaje y la memoria. Además también tiene un efecto medible en otras estructuras neuronales relacionadas con la compasión, la introspección y la conciencia de uno mismo.

 

Hay ocasiones en que el cerebro tiene algunas dificultades para ponerse al día, es decir, no reconoce que ha habido un cambio en el cuerpo y que debe cambiar también. Este es el caso del síndrome del miembro fantasma, que se da cuando algún miembro del cuerpo es amputado físicamente pero mentalmente sigue existiendo en el mapa que el cerebro tiene del cuerpo, de tal manera que las personas con este síndrome siguen teniendo sensaciones sobre una parte de su cuerpo que ya no pueden tocar. Algunos experimentan una comezón que no pueden rascar, otros llegan a sentir calambres y dolores intensos y no pueden hacer nada por relajar el miembro que existe en su mente. Es decir, un miembro fantasma puede causar desde algunas molestias hasta un dolor debilitante, planteando un problema para los médicos: ¿cómo tratar un miembro que no está ahí?

 

Te puede interesar: ¿Cómo meditar para reducir la ansiedad?

 

Esta pregunta inspiró al neurólogo hindú Vilayanur Subramanian Ramachandran a encontrar un remedio para el miembro fantasma. Los pacientes con síndrome del miembro fantasma con frecuencia reportan sentimientos de engarrotamiento o la sensación de tener la extremidad en un bloque de cemento. Ramachandran descubrió que antes de que un brazo, mano o pierna fueran amputados la mayoría de las personas los habían tenido en férulas o yesos, lo cual coincidía con la percepción del miembro amputado en un estado de constricción. Según Ramachandran, la ausencia de respuesta de un brazo o pierna físicos causa en el cerebro tanto la sensación de constricción como el dolor fantasma, de tal manera que el centro motor del cerebro manda una señal  a los músculos de la mano para que se contraigan, pero al no recibir una respuesta de los músculos diciendo “¡listo, está hecho!”, el cerebro continúa mandando la señal de apretar. Los pacientes con síndrome del miembro fantasma en la mano, con frecuencia reportan sentir sus uñas enterrándose en la palma de su mano por apretar demasiado. 

 

A Ramachandran se le ocurrió combatir una ilusión con otra, así que inventó una caja con un espejo para engañar al cerebro del paciente. El espejo mostraría el reflejo de la mano buena del paciente, para hacerlo creer que estaba ahí y respondía a las órdenes del centro motor cerebral. La prueba tuvo resultados exitosos y así surgió la terapia de espejo para el síndrome del miembro fantasma. Ahora, las innovaciones de la tecnología de realidad virtual están poniéndose al servicio de los pacientes con este síndrome. El proyecto Gear VR Phantom Limb Therapy de Samsung ayuda a las personas a reconocer la extremidad que han perdido en un campo de visión de 360º. Samsung reúne una tecnología de realidad virtual portátil con un sensor infrarrojo que realiza medidas volumétricas de la extremidad que sí se tiene y crea una imagen espejo del miembro fantasma. El proyecto Gear VR Phantom Limb Therapy permite a los pacientes realizar sus ejercicios terapéuticos en cualquier lugar.

 

 

Con información de The Brain That Changes Itself, de Norman Doidge

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar