Según la ciencia, esta es la edad en la que empiezas a perder amigos

Harmonía / 2016-05-24

De todos los vínculos que surgen en la vida, quizá ninguno con características tan positivas como la amistad. La amistad verdadera persiste en el tiempo, sobrevive y, mas aún, ayuda a afrontar las adversidades, e incluso en las afinidades y las aversiones (o quizá justamente gracias a esto) tiene mucho de libre y de sincero. ¿Será que esta misma coincidencia de cualidades hace que la amistad sea tan difícil de encontrar, construir y sostener?

 

Recientemente, un grupo de psicólogos de las universidades de Aalto, en Finlandia, y Oxford, publicaron los resultado de un estudio a propósito de la frecuencia con que se mantienen ciertos vínculos en relación con la edad de una persona, esto con el propósito de saber si hay un momento de la vida en que se tienen más amigos o si estos comienzan a perderse.

 

Los investigadores analizaron información provista por un operador de telefonía móvil, específicamente, llamadas realizadas en 2007 por poco más de 3 millones de personas de todas las edades y de ambos géneros. Con estos datos, el estudio consistió en establecer patrones de frecuencia de contacto para después cruzarlos con ambas variables: si se trataba de hombres y mujeres y cómo dichos comportamiento de comunicación cambiaban con el tiempo.

 

Entre los resultados más destacados, el equipo encontró que tanto para hombres como para mujeres, los 25 años es el momento en que las llamadas frecuentes que se realizaban a ciertas personas, comenzaban a disminuir hasta prácticamente dejar de realizarse. Si, por ejemplo, se hablaba con una persona al menos una vez por mes, con la llegada a los 25 años este hábito de contacto se perdía.

 

Asimismo, se observó que cerca de los 39 años las mujeres superaron a los hombres en el número de amistades sostenidas (15 versus 12, respectivamente); y que entre los 44 y los 55 este rubro volvía a equilibrarse.

 

Cabe resaltar, sin embargo, que de 2007 a la fecha la manera de comunicarnos con quienes queremos ha tenido algunos cambios. El teléfono, aun el móvil, ha perdido relevancia con respecto a otros medios como los mensajes instantáneos de texto e incluso las videollamadas. De cualquier forma vale la pena tener en cuenta estas conclusiones como motivo de reflexión sobre la cantidad y calidad de nuestros propios vínculos amistosos.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Te podría interesar

Te podría interesar