¿Cómo tener plantas dentro de un departamento?

Harmonía / 2017-09-05

Tener plantas en casa es una de las mejores decisiones que podemos tomar. No sólo dan vida y color a nuestros espacios sino que su energía nos calma y a la vez nos revitaliza; por si fuera poco, diversos estudios han demostrado que algunas de ellas purifican el aire y ayudan a prevenir enfermedades. Sin embargo, muchas personas no saben cómo cuidar adecuadamente sus macetas de interior y les preocupa que se sequen o se ahoguen. 

 

Aquí te decimos todo lo que necesitas saber para que tus plantas se mantengan hidratadas y saludables todo el año.

 

1. La luz

Las plantas necesitan luz para realizar la fotosíntesis; colócalas en sitios iluminados pero no directamente al Sol, pues éste puede quemarlas y dañar sus hojas. Durante el invierno acércalas un poco más a las ventanas o colócalas bajo iluminación artificial, como tubos fluorescentes o lámparas de sodio. Además, limpia y sacude tus plantas con frecuencia, ya que el polvo puede llegar a impedir que reciban la luz que necesitan.

 

2. La temperatura

La gran mayoría de las plantas de interior se adecuan a la temperatura de la casa; no obstante, hay que tener cuidado en la época de mucho calor, pues podrían secarse. Si utilizas ventiladores o aire acondicionado, cuida que no les dé directamente. De igual modo, nunca coloques una planta demasiado cerca de algún aparato electrodoméstico que se caliente, como la televisión, el refrigerador o las computadoras.

 

3. La humedad

Las plantas de interior necesitan un buen nivel de humedad para sobrevivir; para proporcionárselos te recomendamos colocar una esponja mojada dentro de tus macetas. Ten cuidado y procura que no sea muy grande para la planta, pues podría ahogarla, y recuerda que su función solamente es mantener la tierra húmeda.

 

4. El riego

El riego de las plantas de interior se realiza una vez a la semana o cada 15 días dependiendo de la temperatura y la humedad del lugar. No las riegues más de una vez a la semana; las plantas sobreviven mejor a la sequía que al sobrerriego, así que, en este caso, más vale que falte a que sobre. Te recomendamos que elijas macetas de barro en lugar de plástico, pues conservan mucho mejor la humedad y permiten a las raíces respirar.

 

5. El abono

Puedes abonar tus macetas cada 15 días entre marzo y septiembre, que es el periodo de crecimiento. Utiliza abono natural sin componentes químicos y sigue las instrucciones del productor. No uses más abono del recomendado, pues podría ser nocivo para tus plantas. No olvides mantener tus macetas limpias de hojas y tallos secos.

 

Como ves, cuidar tus plantas de interior es mucho más sencillo de lo que parece. Si tienes algún otro tip que te gustaría compartirnos, por favor participa en los comentarios.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: