6 pasos para ser más ecológicos en la oficina

Harmonía / 2017-05-10

Si ya empezaste a tener un estilo de vida más amigable con el medio ambiente en tu casa y en tus actividades diarias, es momento de llevar esos hábitos ecológicos también a tu lugar de trabajo. 

 

Aquí te damos algunos consejos para hacerlo; sólo tienes que ponerte de acuerdo con tus jefes y compañeros para que todos se sumen a la iniciativa.

 

Separa la basura y recicla

De la misma forma que lo haces en tu casa, es importante que en el trabajo se coloquen botes de basura especiales para desechos orgánicos e inorgánicos

 

Además, de ser posible, sería perfecto colocar por separado latas, envases de vidrio, botellas de plástico, papel y unicel, de modo que puedan reunirlos y llevarlos a los lugares donde estos materiales son reciclados.

 

Evita el uso de recipientes desechables

Pasamos tanto tiempo en la oficina que es inevitable salir a comprar algo para comer y beber, y esto genera una gran cantidad de basura, debido al uso de recipientes desechables.

 

Una solución para esto es que lleves recipientes de tu casa en los que te puedan colocar los alimentos que pidas para llevar, en lugar de utilizar los contenedores de plástico y unicel que acabarán en la basura. 

 

Además, en la oficina pueden tener platos, vasos y cubiertos que se puedan lavar para reutilizarlos y que sean de uso común, para así evitar los desechables.

 

Por otro lado, también es una buena idea que tengas tu propia botella para rellenarla con agua, así como una taza donde puedes servirte café del que se coloca en la mayoría de los lugares de trabajo. Esto también ayudará a tu economía, ya que te ahorrarás el gasto que implica comprar diariamente agua y café.

 

Utiliza materiales reciclables y ecológicos

Para llevar a cabo este punto será necesario involucrar a los jefes y dueños de la empresa, así como a los encargados de comprar los materiales que se utilizan diariamente, para buscar aquellos que sean amigables con el medio ambiente y, de preferencia, reciclados o reciclables y biodegradables.

 

Disminuye el uso de papel

Aprovecha la tecnología y opta por el uso de archivos digitales y correo electrónico, en lugar de imprimir avisos y documentos. De esta manera evitarás impresiones innecesarias y ahorrarás papel.

 

Ahorra electricidad

Si tu lugar de trabajo tiene ventanas, lo mejor es abrirlas durante el día para aprovechar la luz natural y la ventilación del aire, para evitar el uso de electricidad con focos y aire acondicionado.

 

Es importante que antes de irse todos desconecten sus aparatos eléctricos, pues aunque estén apagados, si se mantienen enchufados siguen consumiendo electricidad.

 

Finalmente, es importante que las últimas personas en salir apaguen las luces, para que no se queden encendidas toda la noche. 

 

Reduce el uso del auto

Puedes ser ecológico desde el momento en que te trasladas al trabajo, al reducir el uso del automóvil. Para ello usa las opciones de transporte público, trasládate en bicicleta o, si estás cerca, incluso puedes ir caminando.

 

Otra alternativa es la de compartir el auto con compañeros que vivan cerca de ti, o con vecinos que trabajen por la misma zona que tú. Sólo deben ponerse de acuerdo en qué coche se utilizará cada día, así como en los horarios y puntos de encuentro. De esta forma, además de reducir los contaminantes emitidos por los vehículos, ahorrarán en gasolina.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

¿Qué otros consejos darías para tener una oficina más ecológica?