Yoga Bite: Montaña (VIDEO)

Harmonía / 2017-11-07

A veces, lo más simple es lo más desafiante. Así es la postura que hoy nos presenta nuestra yoguini Male Esparza en el Yoga Bite: Tadasana. Si ves la foto, parece que sólo está de pie sobre el tapete… algo que todos sabemos hacer. Pero en realidad, la postura de la montaña es una de las que más atención requieren durante la práctica.

 

Es también un asana muy importante de conocer, ya que es la base para la alineación sana de todas las posturas de pie e incluso de muchas sentadas. Además, empezar a practicarlo es un excelente hábito para mejorar nuestra postura en general, en cualquier situación de la vida, y combatir problemas muy comunes como el dolor de espalda.

 

¿Qué tanto puede tener de especial pararse sobre el mat? Lo primero que debes revisar es cómo colocas tus pies, ellos son tu base y tu punto de arraigo. Fíjate que estén a la misma altura, no uno más adelante que el otro. Revisa también que estén colocados al ancho de la cadera y completamente apoyados sobre la superficie, es decir, que no estés más recargado sobre el talón que sobre los metatarsos o mandando más peso hacia el lado interno o externo.

 

Desde ahí se construye la montaña; lo que sigue es revisar que las rodillas estén activas pero no flexionadas ni hiperflexionadas, o sea, empujadas hacia atrás, porque eso tensa las corvas. Vamos a la pelvis, un punto clave para encontrar tu alineación ideal en esta postura y siempre que estás de pie: imagínatela como un cuenco con agua hasta el borde. El reto es lograr que el agua no se caiga ni para adelante ni para atrás, la espalda no se arquea más de lo natural.

 

Asegurar la posición de la pelvis activa de inmediato los músculos abdominales, lo cual le da estructura también al esternón. Debes sentir tus hombros hacia arriba y atrás, a la misma altura ambos, como cuando tu mamá te decía “¡Derechito!”, y el cuello relajado. Los brazos quedan extendidos con las palmas hacia el frente.

 

Para principiantes, es buena idea mirarse en un espejo de cuerpo completo para observar si el cuerpo está en equilibrio, estable y firme. Revisar que el pecho esté abierto, que no peses más de un lado que de otro. Después, probar hacerla con los ojos cerrados y sentir esa ligereza y comodidad que te permitirían estar en Tadasana durante 5, 10, 20 minutos.

 

Sigue el paso a paso en este video, y no te pierdas ni uno de nuestros videos suscribiéndote a nuestro canal de YouTube, Harmonia.la:

 

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: