Trucos para sorprender a tus músculos y quemar más calorías

Lorena Pontones / 2018-01-09

Hacer la misma rutina de ejercicio una y otra vez pone a tus músculos en una modalidad de confort y reduce tu quema de calorías y de tonificación. Pero si amas tu rutina actual y no quieres dejarla, te tengo buenas noticias: sólo tienes que hacerle algunas modificaciones para que cada sesión sea supereficiente y sigas quemando calorías y derritiendo grasa.

 

CAMINADORA

Sueles dar paso tras paso cambiando los canales de la tele o buscando tus canciones preferidas, pero sigues caminando o trotando a la misma velocidad de ayer y de antier y de anteayer…

 

Haz estas modificaciones para aumentar la quema de grasa

–Contrae tus glúteos. Hazlo cuando tu pie pisa la banda. Al enfocarte en tu parte trasera, contraerás y tonificarás los músculos, y a mayor masa muscular, más quema de grasa.

 

–No rebotes. Mantén el movimiento al frente y no de arriba abajo. Un movimiento hacia arriba (vertical) es un desperdicio de energía y no servirá de nada. El impulso hacia adelante acelerará tu paso y te hará quemar más calorías en un lapso más corto.

 

–Reta a tus músculos. Al terminar la rutina, disminuye la velocidad a 4 o 6 km/h. Camina a paso ligero por 30 segundos y aumenta el paso por otros 30 segundos; luego, camina hacia atrás (con mucho cuidado) 30 segundos, y hacia delante otros 30. Camina lateralmente usando el pie derecho como guía durante 30 segundos y repite guiándote con el pie izquierdo. De esta manera activarás músculos que no trabajan cuando sólo vas hacia adelante. Tus músculos, al cambiar lo usual, quemarán más calorías. Repite la secuencia tres veces más.

 

ELÍPTICA

El movimiento se convierte en algo automático una vez que dominas la coordinación de brazos y piernas, y eso hará que tu cuerpo se acostumbre rápidamente, impidiendo un mayor gasto calórico.

 

Haz estas modificaciones para aumentar la quema de grasa

–Nunca dejes de trabajar. No permitas que el impulso deslizador de la máquina rija tu paso, haz consciente tu movimiento y utiliza tus músculos para impulsar los pedales

 

–Haz intervalos. Cada tercera canción de tu reproductor de música o cada comercial en la TV acelera el paso tan rápido como puedas. Un paso constante a una misma velocidad te ayuda a quemar calorías de manera consistente, pero los intervalos meten el acelerador al conteo.

 

–Usa todo tu cuerpo. En intervalos de 2 minutos, concéntrate en fortalecer tus brazos y abdomen; con ello involucrarás más músculos y quemarás más grasa. Piensa en tus brazos, empuja y jala con la misma intensidad que lo haces con las piernas. Luego haz 2 minutos como sueles hacerlo y repite.

 

SPINNING

Si pedaleas sólo en la sala de spinning, normalmente no sudas mucho ni aceleras lo suficiente tu ritmo cardíaco.

 

Haz estas modificaciones para aumentar la quema de grasa

–Redobla esfuerzos. Usa la manivela de resistencia y utiliza un paso en el que puedas llevar un ritmo de 80 a 90 revoluciones por minuto (veces en que un mismo pie da la vuelta) y te sientas ligeramente incómodo en tu respiración. Si pasas de las 95 revoluciones, tienes que poner más resistencia.

 

–Haz intervalos. Haz 3 minutos en los que hagas de 100 a 110 revoluciones por minuto (resistencia ligera) y 2 minutos en los que hagas de 60 a 75 revoluciones por minuto (resistencia fuerte). Esto añade dificultad a la rutina y maximiza la quema de calorías en comparación con llevar siempre el mismo ritmo. Repite la secuencia durante 20 minutos.

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...