¿Qué afecta la salud de tus huesos?

Harmonía / 2018-01-10

Los huesos juegan varios roles: protegen órganos, sujetan músculos, almacenan calcio y proveen al cuerpo de estructura. Aunque es importante construir huesos fuertes y saludables durante la infancia y la adolescencia, también puedes hacer algo por ellos en la etapa adulta.

 

Tus huesos cambian continuamente: hueso nuevo se crea y hueso viejo se resquebraja. Cuando eres joven, tu cuerpo genera hueso nuevo más rápidamente de lo que tarda en romperse el viejo, y tu masa ósea incrementa. La mayoría de la gente alcanza su pico de masa ósea a los 30 años. Después de eso, tus huesos siguen su proceso de restauración, pero pierdes más masa ósea que la que ganas.

 

Qué tan propenso eres a desarrollar osteoporosis depende de qué tanta masa ósea tienes a tus 30 y qué tan rápido la pierdes después de esta edad.

 

¿Qué afecta la salud de los huesos?

–La cantidad de calcio en tu alimentación. Una dieta baja en calcio contribuye a una menor densidad ósea, mayor riesgo de fracturas y a la pronta pérdida de hueso.

 

–Actividad física. La gente que se ejercita poco tiene mayor riesgo de sufrir osteoporosis que la que sí lo hace. El ejercicio fortalece los huesos.

 

–Tabaco y alcohol. Fumar debilita los huesos y tomar más de dos bebidas alcohólicas al día incrementa el riesgo de osteoporosis, pues el alcohol interfiere con la habilidad del cuerpo de absorber el calcio.

 

–Género. Tienes mayor riesgo de sufrir osteoporosis si eres mujer, porque por naturaleza las mujeres tienen menos tejido óseo que los hombres.

 

–Peso y tamaño. Estás en riesgo si eres extremadamente delgado (con un índice de masa corporal de 19 o menos) o si eres de estatura baja, ya que tendrás menos masa ósea al ir envejeciendo.

 

–Edad. Tus huesos se vuelven más delgados y débiles conforme envejeces. Es el proceso de la vida.

 

–Raza e historial familiar. Eres más propenso a la osteoporosis si eres blanco o de descendencia asiática. Además, si uno de tus padres o hermanos tiene osteoporosis es más factible que tú la padezcas.

 

–Niveles hormonales. Demasiada hormona tiroidea, la menopausia (caída en niveles de estrógeno) o la amenorrea (ausencia prolongada de la menstruación) incrementan el riesgo de osteoporosis. En los hombres, los bajos niveles de testosterona provocan pérdida de masa ósea.

 

–Desórdenes alimentarios y otros padecimientos. La gente que sufre de anorexia o bulimia pierde masa ósea. La cirugía estomacal (gastrectomía), la cirugía para eliminar grasa y enfermedades como la de Crohn, celiaca y Cushing afectan la habilidad del cuerpo para absorber el calcio.

 

–Algunos medicamentos. El uso prolongado de ciertos medicamentos inhibidores y corticosteroides dañan los huesos.

 

Fuentes: Fuentes: Clínica Mayo, Departamento de Medicina de la Universidad de Columbia y Bone Center

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD:

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...