Guía del yoga: Vinyasa

María Elena Esparza / 2017-08-04

Nos encontramos a la mitad en el recorrido que nos guía por los diversos estilos de yoga. Nuestro objetivo es que encuentres el ideal para ti, el que más se adapte no sólo a tu gusto sino a tus necesidades físicas y estilo de vida. Hoy vemos vinyasa.

 

Origen del estilo

Fue conocido en Occidente a través de Sri Krishnamacharya, un maestro de origen indio. En el shala que fundó en la década de 1920 en Mysore formó a notables discípulos como Iyengar y Pathhabi Jois. Descubrió El Yoga Korunta, un antiguo texto que describía cientos de asanas y sus conexiones ondeantes con respiraciones, y a partir de él sistematizó la práctica de yoga como hoy la conocemos.

 

¿Cómo es una clase?

Las sesiones de vinyasa son creativas: combinan el trabajo físico con el energético para crear secuencias que enlazan de manera original y diferente cada vez las posturas. Duran entre 60 y 90 minutos, y uno de sus elementos característicos es la fluidez; de hecho, por su origen sánscrito, "vinyasa" se traduce como "ir de forma especial de un lugar a otro".

 

El objetivo es conectar con el presente y gozar el momento; para lograrlo, se recurre a la unión del movimiento con la respiración: importa no sólo el asana, sino la transición hacia la siguiente. Esa cadencia hace que cada clase sea única.

 

Se exploran todos los grupos de posturas, pasando por equilibrios, inversiones, de pie, sentados, torsiones y flexiones. Por lo mismo, es un estilo que abarca un amplio rango de sensaciones: puede ser vigoroso, profundo, relajante, según decida el maestro al crear su rutina. La práctica física se complementa con pranayama, mudras, mantras y meditación. Se trata de un estilo dinámico, casi dancístico.

 

¿Cuáles son sus beneficios?

Es excelente para desarrollar fuerza, flexibilidad y resistencia. Activa todo el cuerpo y, dependiendo del enfoque de cada clase, se refuerza el trabajo por zonas específicas de las capas física y energética. Activa la conciencia plena en el aquí-ahora, así como sobre la impermanencia, en la que lo único constante es el cambio. También despierta la capacidad de fluir ante lo imprevisto e incluso lo indeseado, y el control sobre la respiración y la mente.

 

¿Para quién se recomienda?

Es ideal para practicantes que gustan del movimiento, la originalidad, la intención energética y la activación física. También para aquellos que buscan mantener o mejorar su condición y para quienes les resulta difícil relajarse a través de métodos estáticos.

 

Es un estilo que acepta la diversidad, les encanta a hombres y mujeres porque se exploran todos los grupos de posturas y generalmente los maestros marcan varias opciones que se adaptan al nivel de cada practicante. Eso implica, además, que la práctica evoluciona contigo; conforme profundizas en los asanas, el estilo adquiere nuevos sentidos.

 

¿En dónde practicarlo en la CDMX y ZM?

La Cueva del Yogui de Gabriela Tavera

Plaza Villa de Madrid 9, col. Roma (los domingos es con música en vivo de Eduardo González)

 

OV Yoga

Av. Insurgentes Sur 363, col. Hipódromo Condesa

 

Casa Hridaya

Gobernador Gregorio Villa Gelati 36 Bis, col. San Miguel Chapultepec

 

Casa Samasatti

Amores 1111, col. Del Valle

 

Mukta Yoga

Amsterdam 171, col. Hipódromo Condesa

 

Yoga Espacio

Coyoacán, Del Valle, Satélite

 

Blanco Yoga

Milán 44, col. Juárez

 

Centro Kiai

Bosques, Interlomas, Polanco

 

Green Yoga

Santa Fe, Polanco, Pedregal, Roma y Condesa

 

O2Yoga

Prolongación Reforma 1190, piso Mezanine, Cuajimalpa

 

#HagamosComunidad: Si tienes o conoces una escuela de ashtanga que recomiendes, anota su nombre, dirección y sitio de contacto en la sección de comentarios.

 

Te puede interesar: Guía del yoga: Kundalini, ¿es el adecuado para ti?

 

Te puede interesar: Guía del yoga: Bikram, ¿es el adecuado para ti?

 

Te puede interesar: Guía del yoga: Iyengar, ¿es el adecuado para ti?

 

Te puede interesar: Guía del yoga: Hatha, ¿es el adecuado para ti?

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: