Los 9 mejores consejos para vivir en harmonía este regreso a clases

Xóchitl Reyes Elizalde / 2017-08-02

El regreso a clases genera un diálogo en nuestra mente respecto a todo el dinero que tenemos que pagar en inscripciones, uniformes y útiles. Escuchamos a los padres quejándose de lo caro que está todo y contando lo que llevan gastando, casi como si fuera una competencia de quién gasta más.

 

Si tu diálogo interno te genera estrés y angustia en este momento, ambos tienen que ver con lo que piensas respecto al tema de pagar por la educación de tus hijos, más que con el dinero que pagas por ella. ¿Cuál es la verdadera razón por la que pagas por su educación?

 

Lo importante son tus creencias y, por ende, las razones por las cuales escogiste la escuela en la que va(n) tu(s) hijo(s). Asegúrate de que tus razones no provengan de un estado de carencia, porque difícilmente podrás relacionarte fuera de la queja y sintiéndote víctima del sistema educativo y de la economía. 

 

Aquí te dejamos algunas ideas para fortalecer tus razones desde la abundancia y que vivas en armonía no sólo este regreso a clases, sino toda la etapa educativa de tu(s) hijo(s).  

 

1. Enfócate en el costo-beneficio. Si los costos tanto directos como indirectos y los tiempos de traslado no van acorde con el beneficio académico, con tu grado de satisfacción y el de tu hijo, tal vez para ti la escuela significa mucho dinero sacrificado.

 

2. Cuestiónate si es la escuela correcta para tu hijo. No todas las escuelas son para todos los niños, ni todos los niños son para todas las escuelas. Tu hijo tiene que estar feliz antes de sacar buenas calificaciones; si no obtienes ni una ni otra, esto incrementará tu molestia; tal vez sea momento de evaluar un cambio que les venga bien a ambas partes.

 

3. IQ vs EQ (Coeficiente Intelectual vs Inteligencia Emocional). La seguridad en uno mismo, el autocontrol y la comunicación muchas veces pueden tener más peso que los títulos y grados universitarios, así que enfócate más en el manejo de sus emociones.

 

4. No existe la escuela perfecta. Hasta en las mejores escuelas existen malos procesos, niños que no desearás que se junten con los tuyos, malos comentarios y experiencias, malos maestros, deficiencia en el personal, etc. No busques la escuela perfecta, busca la escuela en donde sientas que tu dinero está siendo bien empleado y tu hijo es feliz.

 

5. No te quejes frente a tus hijos. Un niño que escucha que sus padres se quejan de lo cara que es la educación vivirá con mayor estrés su proceso educativo. Mejor enséñale a expresar sus emociones respecto a su educación y juntos encuentren opciones.

 

6. Agradece, en lugar de quejarte. Tener que pagar una inscripción, uniformes y útiles, significa que tienes la posibilidad de hacerlo. Agradécelo y vívelo desde la abundancia; la vida te dará los medios para poderla pagar siempre.

 

7. No te pelees con la realidad. Los costos de inscripción, uniformes y útiles suben cada año entre un 5 y un 8%. Eso es una realidad, y por más que nos paremos de cabeza, los precios no van a bajar. El sector educativo es una industria como cualquier negocio.

 

8. Anticípate y planea lo más que puedas. Tus problemas para afrontar mejor esta etapa tienen mucho que ver con tu nivel de gastos o con tu nivel de ingresos. Con una buena planeación para controlar tus gastos y creatividad para generar más ingresos o adquirir una beca, podrás vivir esta etapa siendo más bien responsable, en lugar de vivirla como víctima.

 

9. Planea su futuro desde el amor y no desde el miedo. Si decides comprar un seguro educativo hazlo no por el miedo a que no puedas pagar su educación, sino desde el amor a que se realicen como profesionistas.

 

Si quieres contactarme, sígueme por Facebook en Wellness Financiero y escríbeme a wellnessfinanciero@gmail.com para saber mas sobre coaching financiero.

 

Te puede interesar: 10 ideas para transformar tu relación con el dinero

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: