5 pasos para escuchar tu mentalidad financiera

Xóchitl Reyes Elizalde / 2017-11-02

En cada uno de nosotros existe un diálogo interno que define nuestras acciones con el dinero y, por consecuencia, nuestros resultados inmediatos y futuros. La manera como nos relacionamos con nuestro dinero tiene que ver con ese diálogo, y necesitamos escucharlo para poder entenderlo y transformarlo.

 

Sigue estos cinco pasos y escucha la mentalidad financiera que existe en estos momentos en ti. Busca un espacio tranquilo para contestar de la misma manera que se te va mostrando en el ejemplo. Si ahora no es el momento, ¡no sigas! Regresa más tarde a realizar el ejercicio. Si ya estás listo, entonces, ¡respira y déjate escuchar con mucha atención!

 

1. ¿Qué te dicen tus resultados? Menciona un resultado con el cual no te sientas en armonía con el dinero en este momento. Ejemplo: “No gano dinero suficiente”.

 

2. Deja hablar a tus emociones. Escribe cuál sería la palabra clave que define mejor la manera como te sientes ante ese resultado. Ejemplo: “Frustración”.

 

3. Identifica tus significados. A partir de lo que contestaste en el punto 1 y 2, escribe cuál es el significado que le estás dando al dinero en una sola palabra. Ejemplo: “Libertad”.

 

4. Libera tus pensamientos. Une las respuestas del paso 2 y 3 en la siguiente oración y describe lo que desde tu punto de vista debería de ser o suceder y que no está ocurriendo. Ejemplo: “Siento FRUSTRACIÓN en mi ser, el dinero para mí significa LIBERTAD de: hacer las cosas que me gustan sin tener que limitarme. Desearía tener mucho dinero y no tener que trabajar 8 horas diarias en algo que no me hace sentir feliz. El dinero debería ser algo fácil de ganar. Debería haber dinero para todo el mundo y no sólo para unos cuantos.

 

5. Reconoce tus creencias. ¡Vamos más profundo! Analiza el pensamiento y haz una lista de cuáles son las creencias que están operando detrás de ese pensamiento. Ejemplo:
1. Hacer dinero es difícil.

2. Trabajar en lo que me gusta no genera buen dinero.

3. No hay dinero suficiente para todos en el mundo.

4. El dinero es un recurso limitado. Sólo unos cuantos tienen acceso a él…

 

Pregunta: ¿Desde qué contexto están operando tus creencias: ¿abundancia o carencia?

 

Enfócate en descifrar tus creencias, y desde ahí entenderás tus resultados. No es posible cambiar un resultado con la misma mentalidad que lo creó. Pregunta a personas que hayan logrado lo que tú hoy no ves como una posibilidad: ¿qué creencias fueron las que hicieron posible su éxito?, ¿en verdad crees que tienen las mismas que tú?

 

Intenta transformar el pensamiento del punto 4 a un contexto de abundancia y, desde tus palabras, escribe las creencias que deberían estar operando detrás de ese pensamiento.

 

Seguramente te resultará difícil escribirlo, creerlo y más aún, transformarlo, y esto se debe a que primero requieres liberar tus creencias limitantes para dar entrada a nuevos pensamientos, significados, emociones y acciones; recuerda que llevan varios años operando en ti. Compárteme tu ejercicio si deseas escucharte y verte más allá de lo aparente; será para mí un placer contestarte.

 

Si quieres contactarme, sígueme por Facebook en Wellness Financiero y escríbeme a wellnessfinanciero@gmail.com para saber mas sobre coaching financiero.

Nuestras notas más leídas que te pueden interesar...

TODOS LOS COMENTARIOS SUMAN, #HAGAMOSCOMUNIDAD: